Positano, romance italiano

Positano, romance italiano

Hace poco leí por ahí que alguien dijo: “Positano es el lugar ideal para decirle a la persona que uno ama cuànto la ama”. Gran definición.
Positano es una joya de la Costa Amalfitana. Sus casas pintadas de rosa, terracota y durazno, sumadas a las tiendas de moda, hoteles de lujo y sus empinadas calles se abren paso frente a los deslumbrados ojos de sus visitantes.
Un acantilado divide la ciudad en dos mitades. Al oeste se encuentra Spiaggia del Fornillo, el área asequible de la ciudad; y al este se encuentra Spiaggia Grande y el centro de Positano… La zona más cara. Hay que tener en cuenta que Positano tiene los precios más altos de la costa. La Chiesa di Santa Maria Assunta es una de las visitas preferidas en Positano. La iglesia posee una fabulosa mezcla de lo que son las líneas clásicas, querubines en sus arcos y una Madonna Negra que data del siglo XIII.
A sólo unos pasos se encuentra Spiaggia Grande, repleta de incontables sombrillas y playas claras. Aquí pueden alquilarse motos de agua en Lucibello o partir en una excursión a Capri y la Grotta dello Smeraldo. Al oeste se encuentra Spiaggia del Fornillo, donde se pueden tomar clases de buceo. Más información en el Centro Sub Costiera Amalfitana.
La vida nocturna, sin embargo, no es tan variada en Positano. Algunas de las opciones son:
Conwinum wine bar (Viarampa Teglia), un bar de vinos-cyber café-galería de arte en donde también se realizan conciertos de jazz en vivo. Su lista de vinos es infinita y por demás interesante. La segunda mejor opción es Music on the Rocks (Viagrotte dell’Incanto) una discoteca con su propio restaurante ubicado en Spiaggia Grande.
Salir de compras es simplemente una celebración de colores. La estrella, por supuesto, es el limón; que se puede encontrar impreso, pintado o fundido en cualquier lado. Los zapatos de Artigianato Rallo y la ropa y accesorios de Louis son dos símbolos de Positano.
Nocelle, a muy corta distancia de Positano y ubicado en el medio de las montañas, también es un muy buen lugar para visitar mientras se esté en el área. Es un lugar muy tranquilo donde el tiempo parece haberse detenido. Puede llegarse allí en carro o siguiendo la Sentieri degli Dei. Este camino (cuya traducción es “Camina con los dioses”) conecta Positano con Prainao. Rayas rojas y blancas señalan la ruta que serpentea por todo un paisaje inexplorado con fascinantes puntos desde donde observarlo todo.

Share This Post