Libros personalizados para mal de amores

Libros personalizados para mal de amores

Libros personalizados para males del corazón.

¿Tu pareja te abandonó? ¿Te fueron infiel? ¿ Querés saber si es el verdadero amor? ¿No sabés cómo deshacerte de una relación compleja? Podés ahora tener tu propio libro- sí, escrito para vos- repleto de consejos y sugerencias para desatar esos ovillos emocionales. Del amor y sus cuestiones, las expectativas, los clichés femeninos, la violencia entre mujeres y del Viagra, charlé con la escritora Ana Von Rebeur.

En términos futbolísticos, es una jugadora de todo el mediocampo. Es periodista, escritora, humorista gráfica y autora de comedias teatrales. Estudió química y psicología; recorrió el mundo entero como azafata de línea aérea, jurado de salones internacionales de dibujo humorístico y luego como autora de sus más de treinta libros sobre sexo y amor. Hoy, innova en el mercado literario con sus libros personalizados, luego de bucear permanentemente en el universo femenino.
” Aprovecho las redes sociales para hacer un sondeo sobre qué quiere leer la gente, y siempre llego a la conclusión de que la mujer es esclava de sus sentimientos”, confiesa la escritora en una charla imperdible de café, que transcribiré para abrir debates con todos ustedes.
¿Cómo surgió la idea?
-Yo soy una usina imparable de ideas. Se me ocurren màs libros que los que puedo escribir en una vida larga porque escucho mucho a las mujeres, lo que dicen y cómo lo dicen. Soy una vampira de la actualidad femenina, yo absorbo lo que pasa y lo restransmito. Las mujeres saben esto y me cuentan TODO. Mi ojo clínico determina qué temas pueden interesar más a mis lectoras y ellas me lo confirman. Asi que, primero hago un listado de libros que ellas consideran “urgentes” y sé que los necesitan porque dicen “necesito tu libro YA!

¿Cuàles son los títulos màs pedidos?
– Ahora acabo de escribir:”¿El es para mí” y “¿Cómo olvidarlo?”y viendo la demanda que hay en estos títulos, decidí venderlos por mail,como pdf, a sólo $50 pesos, que es la mitad del valor de libro de papel. Los temas de los libros míos favoritos indican que mis lectoras estàn en un tembladeral afectivo, sin saber si les conviene seguir con èl o irse. Y otras están con el corazón destrozado, intentando sacarse de la cabeza a un traidor….sin éxito. A mí los libros de autoayuda me salvaron la vida. Aplico todo mi know how a salvarlas a ellas y los resultados son excelentes. Soy muy responsable con esto y les doy consejos 200% garantizados que funcionan. Lo más loco es que me los compran primero y los escribo después. O sea, escribo libros a pedido. Creo que no hay antecedentes de esto de “libro a pedido”.

¿Cuál es el procedimiento para tener una de esas “Biblias emocionales”? Y ¿Cuánto tarda el delivery literario?
– Los mando en el acto, a dos meses en terminar de escribirlo después de una ardua investigación sobre el tema . Es una tarea que asumo con enorme responsabilidad, imagínate que de lo que yo le diga ella se queda con él o no, por ejemplo. No quiero que nadie descarte una relación por lo que yo digo, pero menos quiero que ese alguien sufra junto a otro que le hace daño. Las mujeres viven con el fantasma de la soledad eterna y creen que cada tipo que conocen es el último hombre del planeta, y no es así. El próximo es siempre mejor o eso debemos creer.
La charla se desvía inevitablemente por dicotomías tan femeninas como cotidianas. Y fue virando hacia un “Ping-Pong” tomando como referencia algunos títulos de sus libros màs conocidos.

¿Los cuentos de hadas nos ” entrenaron” para sufrir?
– Obvio que sí. La princesa no hace nada más que esperar que un príncipe le de bola. Y ahí se termina el cuento porque lo que sigue después es un bajón. El príncipe la levantó y ya está: no le da más bola.

¿Buena cobarde o bruja audaz?
– De chiquitas nos exigen ser dulces y buenas, las mamitas de nuestros hermanos y la ayudante de mama. Y la verdad es que esto de venir entrenadas para ser serviciales nos arruina la vida. Los hombres nos toman de punto y creen que estamos para servirlos. Después terminamos deprimidas sin saber por qué nos maltratan si estamos desviviéndonos por los demás. Y desvivirse es eso: des- vivir, quedarse sin vida propia. Por eso les pido a las mujeres que sean brujas: Para que se hagan respetar y se planten firmes frente a sus deseos sin pedirle permiso a nadie para hacer lo que quiera en su vida . El miedo al qué dirán es nuestro peor enemigo. Si una mujer se anima a sentirse bruja será feliz . Si prefiere ser buena, estará siempre postergándose. Y las mujeres seben salir de victimas!

¿Quién entiende a los hombres?
– Ese título lo escribí para mostrar que realmente en muchas actitudes parecemos especies diferentes. Insisto en que en lo emocional somos todos sígueles y nos hay géneros ni sexo, nos enamoran y repelen las mismas cosas. Pero a la vida la vemos con ojos distintos. Explicando cuáles son las actitudes típicas de un macho yo les muestro a ellas que lo que te molesta en tu marido te va a molestar en el próximo. El error de toda mujer es creer que un hombre es una mujer con bigote. Y nada más lejos de la realidad. Por ejemplo, para el hombre el silencio es paz, y para nosotras indica conflicto. El hombre necesita retraerse y nosotras comunicarnos siempre. Nostras cuidamos el entorno y el hombre lo descuida, porque no le importa una casa sucia y parva de platos sin lavar . Por eso, si querés deslumbrar a un hombre con un baño y cocina brillantes, es que no entendés a los hombres. Si te sentís mal, no busques consuelo en un hombre, porque él no consuela : da consejos. Y eso nos hace sentir peor aún. También hay que recordar que los hombres son visuales y las mujeres son auditivas. Ellos agradecen que estés linda y ellas agradecen que les digan cosas lindas. Lo que me apena es que las mujeres que compran mis libros están haciendo el trabajo de entenderlos a ellos, y ellos no hacen ningún trabajo por entender a las mujeres, porque no leen libros que les expliquen cómo somos.

¿La suerte de la tonta la inteligente la desea?
– Ninguna quiere ser tonta, pero es cierto que los hombres no se aguantan a una mujer inteligente sin competir con ella para destacarse el . Así que es una pena, pero a veces rinde hacerse la tonta. Ellos quieren ser el líder en el pedestal, tampoco tienen su autoestima muy bien plantada y necesitan reconocimiento perpetuo para sentirse a gusto con una.

Dicen que para tener éxito en una relación hay que achicar expectativas…
– Ese es un viejo chiste de que el secreto de la felicidad està en tener bajas expectativas. Si esperas poco vas a sentir que tenés mucho siempre. Pero en una relación el éxito radica en varios elementos hasta paradójicos : 1) para estar bien con otro hay que estar tan bien con uno mismos que no necesites a nadie màs para ser feliz. Cuando estás feliz estando sola, ese es el momento de compartir esa felicidad estando con otro. Te va a unir la afinidad, no la necesidad. 2) para estar bien con otra persona hay que aflojar con los individualismos y crear una tercera entidad con otra personalidad que es la pareja en sí. Ni vos ni yo: Nosotros dos. Y para eso hay que ceder en gustos, manías y caprichos personales. 3) Al mismo tiempo no funcionan una pareja donde uno mande y el otro obedezca. Hay que tratar de equilibrar fuerzas. No siempre al 50% cada uno, pero si un día uno decide 70% y el otro se calla, al otro día el que callaba decide el 80% de las cosas… y así se va equilibrando. 4) hay que sentirse a gusto, ser honestos con el otro…y meter siempre un poco de drama y teatro. Una pareja es un espejo que te agranda, no uno que te achica ni que te deforma. Tu pareja debe levantarte la autoestima no aplastártela. 5) Tu pareja debe ser tu mejor amigo, esa persona con que te da gusto compartir todo, mas allá de que sea hombre o mujer. Pero tampoco te podes fijar con esto y esperar que te banque cualquier cosa. Aunque sean amigos hay que vivir conquistándose a diario, para que se mantenga la magia de estar juntos. Hay que sentirse relajados juntos, pero sin relajarse jamás: esto es un desafío y un trabajo duro y cotidiano. 6)Hay gente que cree que la confianza en pareja te habilita a decir cualquier cosa, y una pareja funciona mejor cuando se calla lo feo y cuando al otro lo tratas con el mismo respeto que a un desconocido. A una pareja la tenés que tratar un poco mejor que como tratarías a un amigo o vecino, no peor por abuso de confianza. El respeto ante todo. 7) Y como ellos quieren sentirse los campeones, una tiene el reto perpetuo de mantenerlo interesado, pero mantenerse alejada para el corra detrás tuyo y no al revés. Por modernas que seamos, no nos conviene jamás la que va tras ellos. Siguen siendo los que te eligen, te persiguen y te cazan. Una mujer que la tiene clara no llama jamás a un hombre. El tiene que llamarte a vos, siempre. Apenas te ve muy entregada, pierde interés.

Violencia entre congéneres. ¿Una mujer ve siempre a otra como una rival?
– Si estas enamorada si. ¿Por qué? Porque por feo, pelado y petiso que sea el, una mujer enamorada lo ve como el hombre más atractivo del mundo, y no podes creer como otras mujeres no caen rendidas a sus pies. Entonces te parece que cualquier hace activada con él y eso se siente como una amenaza. Es el precio que hay que pagar por estar enamorada. Más vales eso que extra con uno que sentir que si se lo lleva otra, mejor apara vos …no? Pero además las mujeres sabemos que un hombre acompañado por una mujer es más atractivo y confiable que un hombre solo. Asi que sabemos que estar en pareja embellece a los hombres.

Viagra: Aliado o enemigo?
– Diría que enemigo. O un bluff sin mayores consecuencias. No surte efecto si el ya no te desea. No se puede tomar programando el deseo que es lo màs espontàneo y salvaje que hay. Eso sí: te saca de dudas en ese momento terrible en el que el te dice que se queda hasta tarde en una reunión de negocios y ves que la caja de Viagra ya no está en el cajón de su mesa de luz .

Te animaste a escribir un libro sobre la menstruación. Le saliste al ruedo a Ricardo Arjona…
– Es un ensayo sobre la menstruación con mucha onda. Se llama ” El Asunto: La menstruación al desnudo” que se animó a publicar Planeta y anda bien, pese a la poca prensa que tuvo. Debo reconocer que Beto Casella, Chiche Gelblung, Rolando Hanglin, Jorge Lafauci y Agustina Kämpfer fueron los únicos que se animaron a hablar a calzón quitado de mi libro menstrual y estoy muy agradecida por ese coraje inaudito.

Globalización de la histeria y falta de compromiso…
– En todo el planeta pasa exactamente lo mismo con el tema de las relaciones de pareja, las mujeres y el amor. Estamos en una generación bisagra, una etapa que llevará unos cuantos años más, en la cual los hombres conocen el poder de las mujeres, saben que pensamos más eficazmente que ellos (esto esta neurológicamente comprobado), saben que nos animamos a todo y deben doblegarnos constantemente para seguir siendo ellos los jefes, los gobernantes y los dueños del dinero y el poder. A la mujer no se le perdona que tenga decisión y poder. La mujer fuerte suele estar muy sola y le cuesta mucho más encontrara un hombre inteligente y a su altura que disfrute del poder de ella sin competir con ella. A medida que la mujer tomó protagonismo en la sociedad, vino una reacción opuesta de odio hacia esta nueva mujer poderosa. Por eso no se puede detener el femicidio y las cifras de violencia de género trepan en vez de bajar, aunque está lleno de campañas de concientización. No es culpa de los hombres, es la sociedad entera que está enferma, que no se adapta a este cambio. Es que el patriarcado no quiere perder el poder tan recientemente ganado ( 50 siglos!). Estamos rodeados de síntomas de que no se banca este cambio: telenovelas con hombres gays que se besan ignorando a las tontas de sus mujeres ( un regreso a la Roma del emperador gay Adriano, donde las mujeres valían menos que un perro) trata de mujeres, chicas que desaparecen sin que ni la policía ni un gobierno haga nada por desbaratar redes de prostitución, modas masculinas que repelen a la mujeres como los rodetes y los pantalones como bolsas, publicidades de jabones y detergentes dirigidas sólo a las siervas de la casa, exigencia a las mujeres de belleza, delgadez y juventud perpetua( cuando no se le exige eso a un hombre) el famoso techo de cristal que impide ascender a una mujer, empresas repletas de mujeres donde el jefe es siempre un varón ( hasta en las revistas femeninas!) Y lo peor : no tenemos permitido quejarnos de esto porque está mal visto , y te salen con que: “Con lo lejos que llegaron y todavía se quejan !” o que el feminismo ( que ni quiera comenzó ) ” ya fue” , o que una feminista odia a los hombres. Esto trasciende la postura de cualquier varón. Es mucho más grande que lo que pueda decidir un sólo varón. Esto viene de hace muchos siglos. El temor a la mujer es ancestral. Venimos de siglos de diosas mujeres, en sociedades donde un hombre se enorgullecía de hacer una canoa de un metro mientras ella sacaba seres humanos completos de su cuerpo uno tras otro…¿ cómo no nos iban a envidiar?.
La incomunicación se debe a que ellos, como mandan, no quieren saber que nos poasa a nosotras, las esclavas. Como deben mostrarse como jefes robóticos y superhéroes, deben mostrarse invulnerables, El invulnerable no comunica, no duda no escucha a nadie y menos aún a una mujer, Ni siquiera pueden preguntar por una calle si se perdieron con el auto en un barrio extraño. Prefieren seguir perdidos a preguntar. Consultan menos al médico y por eso se mueren antes. La histeria masculina es porque tampoco les interesa esforzarse en conquistar a damas que, de puro sentirse ignoradas, se lanzan a sus pies sin dignidad. Si yo fuera hombre creo que tampoco me quedaría con una mujer desesperada por retenerme antes de que me quede sin poder tener hijos. Si la mujeres fuéramos fértiles hasta los 80, tampoco estaríamos apuradas en comprometernos y casarnos. La única manera de hacer que un hombre se comprometa con una es no hacerla demasiado fácil y exigirle un compromiso al cabo de un tiempo prudencial de noviazgo ( 9 meses, lo que dura un embarazo) o se corta todo. Pero como la mayoría quiere tener un hombre si o si, no están dispuestas a negociar fuerte y no transar por menos. En los negocios y en el amor gana el que menos necesita cerrar negocio.
Linda frase para cerrar la nota.

.

Share This Post