Libros para viajar: Savannah de la mano de Flannery O’ Connor

El sur norteamericano, vasto en riqueza histórica, también lo es en cuanto a producción literaria. Nuestra escritora elegida, Flannery O’Connor, forma parte del grupo de escritores selectos de esa región, entre los que pueden mencionarse a William Faulkner, Eudora Welty, Truman Capote, y Carson Mc Cullers.
Nació en Savannah en 1925 y murió en Milledgeville, Georgia en 1964 y a pesar de su corta vida, tuvo una rica obra que consta de dos novelas, 39 cuentos cortos y volúmenes de cartas y ensayos. Única hija, se graduó en estudios sociales y presentó sus primeros cuentos en la Universidad de Iowa.
Considerada como una de las mejores representantes del género cuentístico, señala que “la ficción opera a través de los sentidos”. En “Las dulzuras del hogar”, relato publicado luego de su muerte en 1965, el drama se hace presente en la apacible vida de Thomas, un hombre soltero que vive con su madre, cuando ésta se apiada de una joven muchacha estafadora a la que quiere ayudar y la trae a su casa. La nueva integrante, Sarah Ham o “la zorrita”, desestabilizará su rutina con sus actitudes molestas y su perversa sensualidad, a tal punto, que lo lleva a pedir ayuda al sheriff del pueblo, un personaje oscuro y siniestro, amigo de su padre muerto. El trágico desenlace modificará su vida. Como expresa la autora: “En verdad, puede ser mejor que uno ignore qué sucederá”.
Para Flannery, el cuento es una acción dramática completa. Considera que una de las razones por las cuales a la gente le resulta difícil escribir cuentos es que olvida cuánto tiempo y paciencia se requiere para convencer al lector a través de los sentimientos. Esos sentimientos que aparecen en los personajes de “Las dulzuras del hogar” en la escena cuando se conocen Thomas y Sarah y él la saluda con un “encantado…”con un tono de asco profundo.
La escritora revela en sus tramas situaciones agobiantes, sencillas y a la vez oscuras con personajes despiadados y hostiles que captan la esencia de esa sociedad en la que se mueve. En definitiva, esa realidad que se reflejan a través de su mirada crítica.

Por Eleonora Arioli, para silviacordano.com

image

Share This Post