La moda llora a L’Wren Scott

La industria llora la muerte de la diseñadora L’Wren Scott quien, a sus 49 años fue hallada sin vida en su piso en Manhattan. Naomi Campbell o Bianca Jagger, ex mujer de su actual pareja, se despedían de ella a través de las redes sociales, Sarah Jessica Parker, Nicole Kidman o Madonna emitían un comunicado y es que la que fuera modelo a muy temprana edad recondujo su carrera en la moda convirtiéndose en diseñadora de cabecera de muchas celebrities. Entre ellas, Penélope Cruz.
Conocida por su relación con el rockero Mick Jagger, trabajó primero como modelo y después como estilista hasta que, en 2006 lanzó su propia firma L’Wren Scott. Con su primera colección Little Black Dress la creadora sentó las bases de lo que sería su obra: vestidos ceñidos que abrazan las curvas femeninas, siluetas lápiz que estilizan, escote pronunciados que no se rinden a la vulgaridad y cierto gusto por adornos y abalorios que hagan brillar a la mujer en la noche. Entre sus logros, redimensionar la figura femenina convirtiendo sus diseños en objeto de deseo de mujeres altas y bajitas.
Sus dos incondicionales más fieles tampoco podían ser más distintas. Nicole Kidman, siempre clásica, pulcra y en las antípodas de la belleza racial de Penélope Cruz y nuestra actriz más internacional fueron, además de sus dos mejores clientes, buenas amigas de la diseñadora durante más de 25 años. A ella recurrieron para los Oscar, para sus estrenos y demás eventos oficiales. Kidman no sólía perderse ninguno de sus desfiles y lo hacía desde el front row adelantando alguna de las prendas que desfilaban sobre la pasarela: “tiene el corazón destrozado, está en shock y es incapaz de pronunciar palabra”, explicaba un representante de la australiana.
Sin embargo, su última colección nunca llegó a desfilar. La diseñadora canceló el show programado en la última Semana de la moda de Londres para la temporada otoño/invierno 2014. Sus últimas propuestas, entonces, fueron las que nos propuso para esta temporada (PV14) llenas de color , sensualidad y ese allure que desprendían los diseños de la diseñadora del 1,93 m. Fue precisamente su altura la que la impulsó a llegar hasta la industria de la moda y es que, su dificultad para encontrar ropa de su tamaño, hizo que desde pequeña se afanara en desarrollar su pericia con la aguja.
Esa que años después avalaría todo un icono del estilo: Sarah Jessica Parker. La actriz lidera esa lista de celebrities que recurre a Scott para ingresar en los ranking de mejor vestidas.
image

Share This Post