El sueño te pone guapa

El sueño te pone guapa

Durante la noche la piel no descansa.Al contrario, trabaja intensamente para reparar todo lo que se ha desgastado durante el día. Potencia este recurso natural y usalo a tu favor. Un buen hàbito es el complemento ideal para cualquier rutina de belleza.

EN PLENO SUEÑO:
1.La regeneración de la piel es tres veces más intensa durante la noche, sobre todo, entre la 1 y las 4 de la mañana. Entonces, el reposo y la oscuridad son imprescindibles para preservar la fragilidad de las células y para hacerlas más receptivas a los principios activos de las cremas. Este proceso es óptimo en la juventud, siempre amaneces con una cara radiante y luminosa, aunque hayas trasnochado.sin embargo, con la edad este proceso se torna más perezoso y menos eficaz. Nos levantamos con el rostro apagado y huellas de cansancio en los rasgos.
2. Se producen lípidos que ayudan a reforzar la capa cornea, barrera de la piel, una de cuyas misiones es frenar la pérdida de agua y evitar la deshidratación. Cuando la epidermis està bien hidratada es suave, elàstica y luminosa.
3. Durante el sueño se producen hormonas fundamentales para la belleza: la HGH -hormona del crecimiento- conocida como la reina de las hormonas antiage, ya que refuerza los músculos, elimina grasa, favorece la regeneración de la piel y el crecimiento de los huesos y el pelo. También la ATP o adenosin trisfosfato, que proporciona energía a la piel; y la melatonina, que estimula la regeneración de las células. sabes cómo favorecer su producción? Cenar liviano, acostarse entre las 22 y 23 hs. Y dormir a oscuras.
La producción de colàgeno aumenta desde las últimas horas de la tarde, en cambio, la crocirculacion de la sangre se ralentiza, lo que dificulta la eliminación de las toxinas generadas durante el proceso de autoreparacion de la piel.
A convertir, entonces, el final de la jornada en un momento placentero. Reduciràs el estrés acumulado y le daràs calidad a tu descanso. Tu piel, agradecida.
image

Share This Post